Perro peruano sin pelo

En el marco del Día del perro peruano sin pelo, 12 de junio, el Museo Larco presenta una galería virtual dedicada a esta milenaria especie canina declarada Patrimonio vivo de la Nación en el año 2001.

Las primeras representaciones del perro peruano sin pelo aparecen en las vasijas de cerámica de la cultura Mochica, a mediados del siglo VIII, en la costa norte del Perú, y continúa en tradiciones cerámicas andinas tardías. En el antiguo Perú, al igual que en otras civilizaciones, el perro es considerado un psicopompo, aquel que acompaña y guía al muerto en su viaje al mundo de abajo. Esto podría explicar la presencia de vasijas escultóricas con representaciones de perros, e incluso restos óseos de este animal, en entierros Moche, como sucede en la tumba del señor de Sipán.

*Para visualizar la información de cada pieza, hacer clic en las imágenes.